jueves, 27 de noviembre de 2008

Hullablanca- Maritza Kusanovic Vargas



Hullablanca, Maritza Kusanovic Vargas, El surí porfiado/poesía. Buenos Aires- 2008
ISBN: 978-987-23987-3-6

En este libro nos encontramos con una versión del lenguaje que se ha dispuesto a demoler los tradicionales conceptos de género, de número, de sintaxis. Es evidente que para un autor que escribe en esta Patagonia Argentina versión siglo XXI ya, el lenguaje tradicional no alcanza para transmitir la sensación que provoca tal desamparo.
El hombre (genéricamente hablando) es ya “otro”, y reclama su lenguaje otro. Ya no representa al yo invidual, ya se pretende un yo colectivo, alternativo, diferente, otro..
Por eso el texto está atravesado por una suerte de polifonías, irrupciones de otros registros y niveles, por experimentaciones que tienden más a unir que a separar; y alteraciones tipográficas -las itálicas irrumpen en la lectura y provocan hiatos formales y de sentido- que imposibilitan la adjudicación de un “yo” en la lectura.
El libro parece estar situado en un lugar, cuyo recorrido mucho me recuerda al del Dante en Infierno y Purgatorio,ya desde los guiños del poema preliminar. Estos seres que habitan, seres que son uno y son ninguno, han construido su lenguaje con los restos del idioma caído -¿una lengua futura?-.
Lo único cierto es la presencia, fantasmal, pero cierta de estos seres que habitan un lugar, que si no es Infierno, se le parece y mucho. Esa lengua entonces, colectiva, otra, devastada, es nuestra lengua también, la lengua cimarrona del sur. Muchos de los libros que se están escribiendo en la Patagonia de un tiempo a esta parte habitan esa lengua futura. Lo que hemos hecho, de alguna manera, con el idioma del norte (que no termina de ser el nuestro) y todos los lectos que nos atraviesan. A diferencia del resto de la Argentina, no nos han podido homogeneizar. No nos hemos sentido o integrados totalmente al proyecto de país. Ese sentimiento colectivo es, me parece, el que se expresa de manera tan contundente en Hullablanca.
“La tradición Patagónica, pero también Vallejo. Maritza Kusanovic tantea en lo existencial con un lenguaje arriesgado y verdadero” dice Carlos Juarez Aldazábal en la solapa del libro.
Y en esa tradición patagónica está Bustriazo Ortiz, Lola Kiepja, Ariel Williams, Washington Berón y tantos otros que han contribuido a construir esa lengua otra, tan patagónica, cimarrona y rebelde.

en el desierto
habita la palabra
lo que debiera ser
romper placenta
y nacernos
porque tendremos
que parir a Nuestros Padres
los del Antiguo Sueño.


Claudia Sastre

Etiquetas

Bienvenidos!!!

Este espacio es un homenaje a un Grupo Literario que existiò el la Patagonia y del que tuve el honor de ser una de las fundadoras. Este grupo, ademàs de su labor poètica y una gran militancia en el campo de las letras y la cultura, iniciò una crìtica literaria en la zona.
Me gustarìa compartir con los lectores trabajos de crìtica literaria, textos inèditos, etc... en fin... lo iremos haciendo entre todos. Se aceptan sugerencias
La foto que encabeza la pàgina es del lugar donde vivo: Puerto San Juliàn, en el Vìa Lucis -sobre el Monte Cristo-Patagonia.

Datos personales

Mi foto
Puerto San Juliàn, Santa Cruz, Argentina
poeta, narradora, crìtica literaria,madre de tres hijos, casada, ama de casa.