miércoles, 27 de mayo de 2009

Sobre el libro Poetas y Putas




Ninguna mujer nace para puta


(frase de María Galindo y Sonia Sanchez)



Voy a referirme a un libro: Poetas y putas, con selección de fotos y poemas de Roberto Goijman; Colección Papeles Baldíos, Patagonia. Voy a referirme entonces a un libro que pretende plantearse como un homenaje, ostentando el siguiente texto en su contratapa:
“Este volumen reúne una selección de poemas que, en algún tiempo y lugar, las damas del oficio más antiguo han podido inspirar”.
Me produce sensaciones encontradas este intento, en primera instancia fallido, en segunda instancia deshonesto, falso. Me pregunto por ejemplo cómo puede este libro homenajear, como pretende a las chicas del prostíbulo La Catalana de Puerto San Julián, cuando ellas, precisamente, repudian a los fusiladores de la huelga del veinte, negando sus servicios sexuales, servicios sexuales que éste libro, ensalza.
Los 25 autores que ceden sus poemas para este libro ensalzan ese oficio y remarcan el aspecto del alquiler del cuerpo, desde su óptica masculina, de consumo de dichos servicios.
En un trabajo anterior señalaba que las Chicas de La Catalana construyen el acontecimiento, precisamente al negarse a hacer público su cuerpo y reclamarlo nuevamente para sí.
Estos veinticinco autores son, además, todos hombres. Cuando pregunté al antólogo Roberto Goijman el por qué de la ausencia de poetas mujeres en dicha antología sólo obtuve silencio. No un silencio común, un silencio forzado, políticamente forzado, ya que no se podía hacer explicíto públicamente el prejuicio machista que tanto se empeñaba en maquillar en gesto “políticamente correcto”; podemos preguntarnos cuál era el implícito de ese silencio...cómo las mujeres van a escribir sobre las putas? Como si las putas no fueran mujeres, no fueran nuestras amigas, hermanas , compañeras de estudio, de la vida, etc; cómo si no pudieran ser nuestras madres o hijas, o nuestras parejas, cuántos, cuántos implícitos machistas se escapaban al no responder esa pregunta. Otras cosas estaban implicitas en la actitud del antólogo, la atribución de los machos de nombrar, definir, clasificar a las mujeres como putas o no putas, en suma, objetos de consumo; como si además de putas, esas mujeres no fueran otra cosa. Lo llamé el doble silenciamiento de las Chicas de La Catalana, como metonímicamente, todas las prostitutas, siempre nombradas por otros, siempre definidas, con su voz siempre negada, siempre ninguneadas. Este “supuesto” homenaje vuelve a intentar convertirlas en objeto, listo, servido a la mesa del consumidor, no otra cosa.
Es ahi entonces donde se devela el verdadero objetivo de esta antología: un negocio, un doble negocio con la imagen, quizás en otro contexto, revolucionaria, ahora disminuida, domesticada y sobre interpretada de la rebelión de las putas de La Catalana. Una mera excusa el prólogo introducción de Osvaldo Bayer; otra excusa el armado de esa antología con una serie de nombres respetables de la literatura, para que el antólogo se incluya, por a fuerza dentro de esos nombre respetables, en un estéril intento de legitimación. Un gesto que comete, quizás sin pensar, con la torpeza propia de un machismo militante y a-crítico, que considera que no tiene que dar explicaciones de su torpe proceder.
Sueña extraño que Osvaldo Bayer se haya prestado a semejante cosa, pero quizás desconocía, como muchos o todos de los autores que cedieron sus textos a la antología, de cuál iba a ser la orientación ideológica del libro. Al igual que quizás desconocían el armado del libro, de las fotos que ilustran (o diremos rellenas?) dicha antología, muy belle epóque, abundancia y sobre abundancia de piel desvestida, objeto y fetiche adolescente.
Eso no significa que quien escribe y firma esto considere indigno el oficio de la prostitución, pero como bien señalo al principio, tomando la frase de “que ninguna mujer nace para puta” invito a reflexionar sobre un fenómeno, que en una provincia como Santa Cruz, y que en toda la Patagonia en general tiene numerosas aristas, todas ellas complejas y polémicas. No podemos sesgar el aspecto de explotación de la mujer, muchas de ellas secuestradas contra su voluntad, drogadas, cooptadas desde muy temprana edad, y muchos otros aspectos...ahora si se pretende dar una mirada “pseudo” romántica a eso, bien, pero ante ese límite yo me detengo y recalco y digo hasta quedar sin voz: ninguna mujer nace para puta.


Claudia Sastre- Puerto San Julián- 27 de mayo de 2009
foto: Claudia Sastre- La Catalana-Puerto San Julián

8 comentarios:

El Cosmosurero dijo...

si este "poeta" tuviera una hija laburando en algùn tugurio de estos hubiera llevado a cabo este emprendimiento tan marketinero?

El Cosmosurero dijo...

si este "poeta" tuviera una hija laburando en algùn tugurio de estos hubiera llevado a cabo este emprendimiento tan marketinero?

El Cosmosurero dijo...

si este "poeta" tuviera una hija laburando en algùn tugurio de estos hubiera llevado a cabo este emprendimiento tan marketinero?

cecilia maldini dijo...

Creo que el gesto de las mujeres de la catalana es idéntico al de los mozos del hotel que se negaron a servir la comida a las autoridades. Un claro gesto de repudio hacia los complices y los asesinos de obreros patágonicos.
O sea que con igual criterio se podría antologar a todos los autores que escriben sobre los mozos, pero no sé si existen.

Anónimo dijo...

ajá, ambos han señalada la para mí, médula del asunto...no creo que una antología sobre los mozos de restoran tenga tenga el marketing suficiente para la ambición del antólogo, yo tampoco sé si existen ceci, y respecto de las hijas de goijman por lo qué se, no trabajan en burdeles,pero si tuviera una hija trabajando allí, también lo creo capaz de emprender tal proyecto comercial, sería capaz, si
claudia

Verónica Merli dijo...

Respetada amiga, aquí copio y pego una poesía mía que está en el libro "Para madre de tus hijos" que ya has sumariado con tanta pasión en swoong...

Y mi otro aporte ha sido, mandarle la data a mi ex y sobrino de Osvald, así se entera del contexto, y colgar lo tuyo en mi humilde blogcito
Beso


mujer esquina

noche de cambrillón
la pierna te pide sueño
te pide basta

prostituta
no te gusta la palabra


Aclaración final: la poesía en su redaccción originaria terminaba diciendo "preferis ser simplemente puta", y luego de algunos años de vegetar sin publicar, y luego de varias revisiones, me molestó tanto esa frase que la saqué... y me dije ¿y yo que sé si lo prefiere o no!!!...siempre nos unen los hilitos invisibles...

Anónimo dijo...

soy...el papá de Nadine Alemán, de Esquel y la verdad es que me comunico con vos por este medio, ya que no soy para nada entendido en lo que se refiere a computación. De modo que si estoy incurriendo en algún error, espero sepas disculparme.
A instancias de Nadine, ya que en estos momentos no dispongo de tiempo ("Pero esto no te lo podés perder", me dijo), estuve leyendo tu comentario sobre el libro Poetas y Putas.
Muy ligerito y como para que vayas pensando, te digo dos cosas: UNO: Hay un error en la frase del Sr. Goijman: "las damas del oficio más antiguo", a no ser que se esté refiriendo a otro tema, lo cual no creo, pues dicha frase quedaría en un completo aislamiento.
En la narrativa bíblica, que es de donde se supone nació esa idea, aunque personalmente la veo bastante traída de los pelos, explica que Eva, tentada por la serpiente, tomó una manzana prohibida, la mordió, le dio a probar a Adán y luego se fueron a pecar, etc. etc.
De modo que, a mi simple entender, el Oficio más Antiguo, por un par de minutos o algo así, sería el de Recolectora de Manzanas. Dicho oficio aún lo ejercen muchísimas mujeres en las zonas donde esa fruta debe recolectarse a mano, pues no hay otra manera, parece.
Y DOS: Qué lindo sería conocer el pensamiento de las mujeres, tan especial y distinto al del hombre, respecto del hecho en cuestión !!!
Fue un gran error de Goijman no haberlas incluído en la Antología. Creo que su silencio ante tu pregunta, fue porque se dio cuenta...
Te saludo respetuosamente.
Carlos Justino Alemán

Zylbiah Gatera dijo...

Tarde, alentada por la polémica, me atrevo a afirmar que el no haber incluido en la antología a mujeres que escribieran sobre el tema es un acto fallido de machismo, por lo menos, triste.
Cuando uno se equivoca, lo mínimo que puede hacer es reconocerlo. Pero el antólogo, no lo hizo.

Etiquetas

Bienvenidos!!!

Este espacio es un homenaje a un Grupo Literario que existiò el la Patagonia y del que tuve el honor de ser una de las fundadoras. Este grupo, ademàs de su labor poètica y una gran militancia en el campo de las letras y la cultura, iniciò una crìtica literaria en la zona.
Me gustarìa compartir con los lectores trabajos de crìtica literaria, textos inèditos, etc... en fin... lo iremos haciendo entre todos. Se aceptan sugerencias
La foto que encabeza la pàgina es del lugar donde vivo: Puerto San Juliàn, en el Vìa Lucis -sobre el Monte Cristo-Patagonia.

Datos personales

Mi foto
Puerto San Juliàn, Santa Cruz, Argentina
poeta, narradora, crìtica literaria,madre de tres hijos, casada, ama de casa.