lunes, 23 de marzo de 2009

Hace 33 años, yo tenía once años...


Y recién empezaba mi quinto grado...finalicé mi primaria -mundial 78 en el medio y argentinos "derechos y humanos"- y cuando estaba por finalizar mi secundario recién volvió la democracia. Estas "antigüedades" que uno cuenta y que hacen reir a mis hijos..."mamá sos del paleolitico vos.." y si, la verdad es que si. Esa época oscurantista, de frases calladas, de frases como "el silencio es salud" pegadas en las lunetas traseras de los autos. El retraso y la mediocridad eran los objetivos buscados por esos tipos preparados en West Point para someternos , desde el pensamiento, y si el pensamiento no se doblegaba, y si se alzaba la voz, mataban al cuerpo. De eso se trataba.
Yo no quiero que mis hijos olviden. No quiero que ningún joven olvide,ni ningún adulto, de esos que ahora alzan la voz para pedir pena de muerte, no más muerte, no. Pero no más muerte es también : no más niños muertos de hambre, ni muerte en el piquete (el verdadero piquete, no lock out patronal) no más muerte en la comisaría del pueblo, no más muerte de chicos suicidados en mi provincia (y en otras) porque no pueden estudiar, porque el sistema los lleva al abandono, porque los padres están muy ocupados trabajando y tratando de ganar plata para una sociedad capitalista que siempre pide más, pero se olvidan (porque conviene que se olviden) de hablar con sus hijos, saber cuáles son sus sueños, sus esperanzas, sus ganas...
Y los chicos que se olvidan que el futuro es de ellos, que nadie te tiene que decir que vos llegás hasta ahi, que de ahí no pasas...no más de eso, no más
Drogarse no es ser rebelde, ni tomar alcohol en exceso lo es, ni pintar órganos sexuales y/ o puteadas en las paredes. Ser rebelde es discutir con los que les quieren cortar las alas, discutir el saber (decía un querido profe de la facu, que me enseñó más que literatura argentina). Ser rebelde es que no te puedan tocar el culo los detentores del poder, porque saber es poder, ser pensante y que no te lleven puesto. No más jactancia del ignorante.
Es muy duro ser mamá hoy día, pero mi experiencia de trabajo con adolescentes me enseñó que más difícil es hoy ser adolescente y tener que marchar con la manada, u oponerse a ser manada. No es fácil, lo sé, pero es NECESARIO...los jóvenes de hoy serán hombres y mujeres mañana -más rápido quizás de lo que creen- y verán crecer a sus hijos como los veo yo hoy, como mis padres me vieron crecer esos años oscuros de la dictadura militar...y con la misma fe en el futuro recordarán un 24 de marzo. Les quiero contar que además, esta fecha significa otra cosa para mí: Hace nueve años, un 24 de marzo del año 2000 nacía mi tercer hijo, Ioan, junto con siete niños más en el Hospital de Madryn- todo un triunfo de la esperanza-

Claudia Elisabet Sastre- Puerto San Julián- 23 de marzo de 2009

Les dejo para pensar una frase al respecto:


Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, después... a sus simpatizantes, enseguida... a aquellos que permanecen indiferentes, y finalmente mataremos a los tímidos.
(General Ibérico Saint Jean. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Mayo de 1977)

Etiquetas

Bienvenidos!!!

Este espacio es un homenaje a un Grupo Literario que existiò el la Patagonia y del que tuve el honor de ser una de las fundadoras. Este grupo, ademàs de su labor poètica y una gran militancia en el campo de las letras y la cultura, iniciò una crìtica literaria en la zona.
Me gustarìa compartir con los lectores trabajos de crìtica literaria, textos inèditos, etc... en fin... lo iremos haciendo entre todos. Se aceptan sugerencias
La foto que encabeza la pàgina es del lugar donde vivo: Puerto San Juliàn, en el Vìa Lucis -sobre el Monte Cristo-Patagonia.

Datos personales

Mi foto
Puerto San Juliàn, Santa Cruz, Argentina
poeta, narradora, crìtica literaria,madre de tres hijos, casada, ama de casa.